Flora y fauna de Malpica de Tajo

Si tienes un navegador antiguo o no te gusta como se visualiza la página, prueba con esta otra versión.


 

Yute de China (Abutilon theophrasti)

Etimología del Abutilon theophrasti

El nombre del género Abutilon es de origen árabe y significa "la malva india". El epiteto específico theophrasti se puso en honor a Teofrasto naturalista y filósofo griego del siglo IV antes de Cristo, a quien fue dedicada esta planta. Él estudió y describió más de quinientas plantas, que en su momento, fueron bautizadas con su nombre.

Mata de Yute de China (Abutilon theophrasti)
Mata de Yute de China (Abutilon theophrasti)

Descripción del Abutilon theophrasti

El Abutilon theophrasti presenta tallos de altura hasta 1,5 m ramificados en la parte superior, que son tomentosos de jóvenes y pubescentes ya maduros. Hojas en forma de corazón de hasta 20 cm, largamente pedunculadas y acuminadas y de siete a nueve nervios basilares, pubescentes y con una cara (el envés) de tono más palida que la otra pero ambas verdes. Flores generalmente en cimas axilares a las hojas superiores, cáliz acrescente (con los cinco sépalos soldados en la base); el cáliz con cinco pétalos amarillos, obovados, truncados o emarginados. Los estambres son numerosos, con los filamentos unidos en un tubo de la mitad de su longitud, con las anteras sobresalientes por encima. El Pistilo encerrado por el tubo del estambre, con un ovario superior, el estilo subiendo a través del centro del tubo de estambre, se ramifica en diez a quince, estigmas redondeados. El fruto en mericarpos hirsutos con dos aristas, más largos que el cáliz y varias semillas en forma ovoidal reniforme, tuberculadas de color oscuro y sin pelos. Florece en julio a octubre.

Raíces de la Mata de Yute de China (Abutilon theophrasti)
Fruto del yute de China (Abutilon theophrasti)

Distribución y hábitat

¡Preparaos, hortelanos y demás agricultores de regadío! ¡El abutilón theophrasti ha llegado! y ¡ha venido para quedarse! Una de estas tardes de verano, tormentosa por cierto, me dirigía, como tantas otras veces, a la chorrera del Tajo por encima de la desembocadura del Pusa cuando, al ver a Pedro Ocaña y Carlos Morales, me detuve pues la charla con la buena gente siempre es de agradecer. Después de los saludos y los comentarios sobre la tormenta, conocedores de mi aficción por la flora silvestre, me dijeron que había salido este año en el garbanzal una planta nunca vista por estos parajes, así que cámara en ristre, que como la caña suele acompañarme siempre que salgo al campo, me dirigí a la linde en donde aún quedabam abundantes matas sin cosechar y me mostraron el abutilón (las fotografías están tomadas in situ). Me explicó Pedro que había trabajado lo indecible para segarla pues hasta la cosechadora se embozaba por su alta densidad, masa forrajera y dureza. Es verdad, es una planta aloctona, originaria del sur de Asia, cuyas semillas se introdujeron mezcladas con el maíz, por eso es frecuente en los cultivos de éste, es muy invasora pues las semillas poseen una dura cutícula resistente a los ácidos de los aparatos digestivos de los animales, que no hacen, pues, nada más que dispersarla, y tienen una viabilidad de 50 años y además una planta puede producir hasta... 17.000 semillas. Es difícil de combatir, pues es muy dura, de ahí su nombre, Yute de China (en donde se utiliza para producir fibras parecidas al yute), si no es con la aplicación de insecticidas, y la mata es grande, alta y frondosa (es de la familia de las malvas). Se dispersa rápidamente por cualquier zona de regadío y es una de las hierbas más perjudiciales para el maíz, y cualquier cultivo de ragdío, provocando pérdidas de hasta el 34% de rendimiento en los cultivos (si no se controla) y puede costar cientos de millones de euros por año su control y la disminución en la producción causada. Es una planta extremadamente competitiva, tanto es así que pueden robar nutrientes y el agua aún de parcelas colindantes y se encuentra en el término del pueblo en los inicios de un claro proceso de expansión.

Tallo de la Mata de Yute de China (Abutilon theophrasti)

Usos del Abutilon theophrasti

Como hemos citado, en China se usa para obtener fibras textiles, y también se consumen sus hojas y semillas, así que, ya que ha venido para quedarse, habrá que pensar alguna manera de obtener provecho de esta hierba tan prolífica e invasora. Toda la planta desprende un olor afrutado característico. Puede usarse en jardines y terrazas pues tanto sus flores como sus curiosos frutos tienen un indudable valor ornamental.

Hoja de Yute de China (Abutilon theophrasti)
Flor del yute de China (Abutilon theophrasti)
Flor de Yute de China (Abutilon theophrasti)
Otra mata de abutilón
Flor y fruto de Yute de China (Abutilon theophrasti)
Fruto del abutilón
Fruto del Yute de China (Abutilon theophrasti)
Fruto de Yute de China (Abutilon theophrasti)
Flor de Yute de China (Abutilon theophrasti)
Sección del fruto inmaduro de Yute de China (Abutilon theophrasti)
Flor pentagonal de Yute de China (Abutilon theophrasti)
Flor de Yute de China (Abutilon theophrasti)
Fruto del abutilón ya maduro y seco

En la fotografía anterior puede apreciarse la perfecta simetría radial de los frutos del abutilón y los compartimentos en los que almacena sus semillas (foto siguiente) listas para su dispersión.

Semillas reniformes o acorazonadas del Yute de China (Abutilon theophrasti)

Otros nombres comunes, vernáculos o vulgares del Abutilon theophrasti

Abutilón y malva abutilón.