Flora y fauna de Malpica de Tajo

Si tienes un navegador antiguo o no te gusta como se visualiza la página, prueba con esta otra versión.


 

Rompepiedras (Lepidium latifolium)

Etimología de la Lepidium latifolium

El nombre del género lepidium procede del latín, el martuerzo silvestre (Lepidium latifolium) y otros muchos autores lo derivan del griego lepís, escama, aludiendo a la forma de las silículas. El epíteto latino latifolium significa de hoja ancha.

Ramilletes de Rompepiedras (Lepidium latifolium)

Descripción de la Lepidium latifolium

La Lepidium latifolium es una hierba vivaz, de rizoma horizontal, de tallo y ramas tiesas, que no suele alcanzar más un metro de altura. El tallo, cilíndrico, es completamente lampiño y encerado; las hojas se encuentran esparcidas por el tallo, existiendo grandes diferencias de tamaño entre las hojas inferiores y las superiores, las basales con un pecíolo largo, lámina oblonga, enteras y con el margen aserrado o liso; las superiores son reducidas, subsésiles y enteras. Las flores forman ramilletes terminales en panícula y son abundantes, pequeñas y blancas, descansan sobre pedicelos muy delgados (filiformes), con sépalos rojizos, a veces pubescentes, con el borde blanquecino, los pétalos blancos y seis estambres. Silícuas ovoides, no o apenas emarginadas, algo pilosas, y de estigma sésil. Se propaga por semillas y por rizomas. Las semillas frecuentemente se dispersan por medio de ríos o con agua de riego.

Se distingue del Lepidium latifolium por que aquella especie tiene hojas con pecíolo, mientras en L. draba las hojas superiores abrazan el tallo (amplexiacuales) y el Lepidium latifolium es glabra, pero tiene frutos con algunos pelos, mientras en L. draba al contrario.

Lepidium Draba y Lepidium Latifolium

Distribución y hábitat

Suele crecer en en manchas extensas en baldíos y terrenos de cultivo en donde se la suele combatir pues es invasora. Las fotos están tomadas en la pista del canal de Castrejón junto al canal. Sus flores son frecuentadas por variados tipos de insectos por su aroma a miel. Florece de primavera a verano.

Usos de la Lepidium latifolium

Las hojas, vainas y semillas son comestibles en fresco que es cuando nos podemos beneficiar de sus efectos. Las hojas tienen propiedades diuréticas y pueden tomarse en ensaladas. Las semillas pueden añadirse a platos de fritura. Se cree que contiene una sustancia que contiene azufre a la que se le atribuyen propiedades aperitivas, de tónico estomacal y diurético. Contiene también otra sustancia llamada lepidina a la cual se deben sus propiedades citotóxicas (antimitótica, se ha comprobado en animales de experimentación), antifúngica, acción contraceptiva, mejora la acción sobre el metabolismo del páncreas (lo que la hace útil en caso de diabetes mellitus) y acción antileishmania a nivel hepático sobre todo (esta acción es muy importante, ya que se considera como un nuevo tratamiento, siendo la leishmaniosis, una enfermedad endémica en muchas regiones de España). También contiene gomas y mucílagos. Sin embargo su propiedad fundamental, constatada en pocos libros, es su capacidad de disolución de cálculos de vías urinarias. En uso externo su acción es rubefaciente (semejante a la de la mostaza) por lo que suele emplearse en caso de dolores artrósicos, ciática, etc.

Panícula de Rompepiedras (Lepidium latifolium)
Panícula de Rompepiedras (Lepidium latifolium)
Ramiiletes flores del Rompepiedras  (Lepidium latifolium)
Panículas de flores del Rompepiedras  (Lepidium latifolium)

Otros nombres comunes, vernáculos o vulgares de la Lepidium latifolium

Mostacillo, mastuerzo silvestre, perejil de tierra y berro perenne (ya que sus hojas tienen un sabor muy parecido - pero más picante - al berro de agua).