Flora y fauna de Malpica de Tajo

Si tienes un navegador antiguo o no te gusta como se visualiza la página, prueba con esta otra versión.


 

La morera (Morus nigra, alba y rubra)

Etimología de la Morus nigra, alba y rubra

El nombre genérico Morus proviene del latín "morus,-i" que es el nombre de la mora y la morera. Los epítetos específico proceden también del latín, alba de "albus,-a,-um" que significa blanco, nigra que significa negra y rubra que procede de "rubrus" y significa encarnada o roja, en alusión al color de sus moras.


Morera de la finca "Las tamujas"

Descripción de la Morus nigra, alba y rubra

Árbol robusto de tronco corto, con 10 a 15m de altura. Posee una ramificación densa, con ramas largas, divergentes y extendidas y ramillas lisas de coloración pardo-castaña. En conjunto constituyen una amplia copa, difusa y redondeada, y con frecuencia irregular. Crecimiento rápido. Presenta hojas alternas, ovales, enteras o lobuladas (en los árboles jóvenes más lobuladas que en los adultos) y de márgenes dentados. De color verde brillante y lustrosas por el haz, más claras por el envés. Posee pequeñas flores que crecen formando espigas apretadas y alargadas. Tras la floración en primavera surgen los frutos compuestos, formados por pequeñas drupas estrechamente agrupadas, entre 2-3 cm de largo, llamadas moras de color blanco a rojizo. Los frutos de Morus nigra y Morus rubra (negra y rosácea) son los de mejor sabor, mientras que los de Morus alba (mora blanca) suelen resultar sosos. El fruto es refrescante y puede consumirse directamente o elaborarse con él confitura, jarabes o bebidas. Las moras pasan del verde al negro, pero ya son comestibles en el estado verde. Hay una variedad ornamental, la morera llorona "morus alba pendula", cuyas ramas caen sobre las faldas produciendo en efecto estético majestuoso, tiene grandes hojas acorazonadas, verde brillante, frutos blancos o rosados que maduran en verano. Estos ejemplares tienen la copa redondeada y ramas caedizas con corteza amarillenta y agrietada. En solitario tiene un porte majestuoso y si se encuentra cerca de otro, pueden llegar a moldearse en formas y figuras caprichosas.

Usos de la Morus nigra, alba y rubra

Las moras son ricas en vitamina C. Las moras son muy apreciadas por los pájaros sobre todo por los tordos y gorriones. El jarabe de moras negras se ha empleado en forma de gargarismos contra inflamaciones de boca y garganta. La corteza de raíz como laxante y para combatir los gusanos intestinales.

Las moreras, en especial, la especie Morus alba se cultivan por sus hojas, único alimento de los gusanos de seda, cuyos capullos se utilizan para fabricar seda. Tanto el árbol como el tejido proceden de Asia y fueron desconocidos en Occidente hasta que, en el siglo VI, los monjes nestorianos establecieron la ruta de la seda.

Aparte de su uso como árboles de cultivo se utilizan como ornamentales en jardines, paseos y calles.

La madera es muy apreciada, blanco-amarillenta, resistente a los cambios de humedad. Se utiliza en carretería, tonelería, ebanistería y mangos de herramientas.

De las raíces se extraía un tinte y con las fibras de la corteza se hacía cuerdas de gran resitencia a la tracción.

La hoja de la morera por la elevada calidad nutricional de su biomasa y por su capacidad de producción por unidad de área se ha usado, y se sigue usando, en algunos países, fresca o ensilada, como suplemento para rumiantes puede estimular altos niveles de producción de leche y ganancias de peso. El ensilaje de su follaje es factible y muestra patrones de fermentación de tipo láctico y poca disminución en sus niveles de proteina seca y la elevada digestibilidad esta proteína una vez seca y ensilada.

Puede soportar heladas de -18ºC. Se cría en suelos frescos y ligeros, no viviendo bien en zonas muy secas y calurosas. Necesita una poda enérgica con lo cual se obtiene una mejor producción de frutos y hojas más grandes. Admite el transplante a raíz desnuda en invierno. Su reproducción se hace por semillas sembradas en primavera o por esqueje leñosos.

Moras

Otros nombres comunes, vernáculos o vulgares de la Morus nigra, alba y rubra

Moral.


Refranes y sentencias

- "La mancha de la mora con otra verde se quita".

- "En tiempo de la mora, mi gallina devora".