Flora y fauna de Malpica de Tajo

Si tienes un navegador antiguo o no te gusta como se visualiza la página, prueba con esta otra versión.


 

Eucalipto (Eucalyptus camaldulensis)

Etimología del Eucalyptus camaldulensis

El nombre genérico Eucalyptus proviene del griego antiguo { = "bien, justamente"} y {kalyptós = "cubierto, que recubre"}. El epíteto gegráfico camaldulensis por el monasterio Camaldoli cerca de Nápoles, de donde era el primer espécimen descrito.


Eucaliptos

Descripción del Eucalyptus camaldulensis

Talla y porte

Los eucaliptos son árboles perennes, de porte recto. Pueden llegar a medir más de 60 m de altura, si bien se habla de ejemplares ya desaparecidos que han alcanzado los 150 metros. La corteza exterior (ritidoma) es marrón clara con aspecto de piel y se desprende a tiras dejando manchas grises o parduscas sobre la corteza interior, más lisa. Los bosques de eucaliptos pueden crear problemas de incendios incontrolables debido a la gran altura que alcanzan estos árboles en poco tiempo de crecimiento y a la fácil combustión de su madera: en bosques densos de eucaliptos, las llamas de un incendio pueden alcanzar más de 300 metros de altura, como se ha podido comprobar en Australia durante la época de sequía (diciembre - enero).

Hojas

Las hojas jóvenes de los eucaliptos son sésiles, ovaladas y grisáceas, alargándose y tornándose coriáceas y de un color verde azulado brillante de adultas; contienen un aceite esencial, de característico olor balsámico, que es un poderoso desinfectante natural. En aromaterapia se emplea por la parte emocional como un estimulante con efecto despejante, y por la parte física como antiviral y expectorante.

Flores y frutos

Presenta flores blancas y solitarias con el cáliz y la corona unidos por una especie de tapadera que cubre los estambres y el pistilo (de esta peculiaridad procede su nombre, eu-kalypto en griego significa "bien cubierto") la cual, al abrirse, libera multitud de estambres de color amarillo. Los frutos son grandes cápsulas de color casi negro con una tapa gris azulada que contiene gran cantidad de semillas.

Troco de eucalipto
Rama de eucalipto

Distribución y hábitat

Existen alrededor de 700 especies, la mayoría oriundas de Australia. En la actualidad se encuentran distribuidos por gran parte del mundo y debido a su rápido crecimiento frecuentemente se emplean en plantaciones forestales para la industria papelera, maderera o para la obtención de productos químicos, además de su valor ornamental. Ha sido especialmente utilizado para sanear zonas pantanosas al eliminar la humedad de las mismas con la consiguiente erradicación de sus plagas de insectos, principalmente mosquitos, y de las enfermedades que transmiten. Su uso ha supuesto una gran ayuda para el control del paludismo en muchas zonas de Asia, América del sur y el sur de Europa. Por otra parte, esta capacidad de absorción del agua, convierte a los eucaliptos en especies muy agresivas para el medio ambiente al transformar los ecosistemas por desecación de la tierra donde se plantan. Se utiliza ampliamente como árbol de jardín.

Usos del Eucalyptus camaldulensis

Componentes

- Ácidos : clorogénico, elágico (corteza) caféico, elágico, ferúlico, gálico, gentísico (hojas)

- Aceite esencial rico en: pineno, alfa-pineno, alfa-felandreno, beta-pineno, gamma-terpineno, canfeno, cineol = eucaliptol , pineol, citriodorol, globulol, linalol, d-linalol, d-mirtenol, geraniol, timol (hojas)

- Eucaliptina (hojas)

- Taninos

- Flavonoides : Rutina y quercetrina, (hojas).

PROPIEDADES MEDICINALES DE LOS EUCALIPTOS

Enfermedades de las vías respiratorias.

Un remedio eficaz para el tratamiento del catarro, la gripe, el asma y otros problemas de la respiración. Los productos ingeridos de eucalipto se excretan a través de las vías respiratorias por lo que, al disolverse en las mismas, ejercen sus propiedades medicinales sobre este sistema corporal.

Propiedades adecuadas para tratar este tipo de enfermedades:

- Propiedades antimicrobianas: capaces de eliminar los microorganismos causantes de este tipo de enfermedades (propiedades bactericidas - eliminan las bacterias-, bacteriostáticas - inhiben el crecimiento de las bacterias- , y fungicidas - eliminan los hongos) Se ha comprobado como la aplicación del aceite esencial sobre cultivos de microorganismos tan importantes como estafilococos, cándidas, Mycobacterium tuberculosis o el virus de la rabia, impide el crecimiento de los gérmenes o los elimina. Se han realizado experimentos de como las emanaciones de aceite de eucalipto en una habitación cerrada son capaces de eliminar hasta el 70 % de estafilococos presentes en la misma. De hecho este aceite se emplea en algunos países pobres como recurso para desinfectar el aire. Estas son las razones por las que ha sido utilizado en zonas pantanosas para combatir las fiebres intermitentes o para depurar el aire en los lugares afectados por el cólera. El principal componente que le otorga tales propiedades es el cineol, también llamado eucaliptol, que es, al mismo tiempo, el componente más abundante del aceite esencial, y el que le proporciona sus propiedades antisépticas aunque también intervienen otros componentes como el pineno, el alfa-pineno, el limoneno, los ácidos clorogénico y cafeico, el linalol, geraniol, timol, la quercetina, etc. Su riqueza en taninos (ácido gálico) y flavonoides (quercetina, quercitrina) son los responsables de las propiedades bacteriostáticas.

Hojas de eucalipto (Eucalyptus camaldulensis)

- Propiedades expectorantes: que son capaces de producir expectoración, es decir de eliminar el exceso de mucus de las vías respiratorias. De nuevo el eucaliptol, el canfeno, el pineno, el limoneno, el timol y el geraniol son los que provocan la expulsión de las flemas.

- Propiedades antiinflamatorias: rebajan la inflamación y permiten una mejor respiración. En este caso el eucaliptol y timol, junto con sus ácidos y flavonoides los que le otorgan esta propiedad. En caso de inflamación de las vías nasales parece ser que estos componentes producen, después de un periodo de estrechamiento nasal, una apertura de las mismas por estimulación de los pelitos que tapizan los conductos nasales lo que libera a los mismos del exceso de mucosidad.

Dentro de las enfermedades respiratorias podemos destacar el uso del eucalipto en las siguientes dolencias o tintamos de las enfermedades del aparato respiratorio:

- Bronquitis: Su uso puede rebajar la inflamación producida por esta enfermedad así como eliminar el exceso de secreciones. (Decocción de 60 gr. de hojas por litro de agua. Aspirar los vapores tapándose la cabeza con un paño) (Infusión de algo más de media cucharada sopera de hojas secas por taza de agua. Tomar 3 tazas al día)

Rama de eucalipto

- Gripe: Ayuda a mejorar los síntomas de esta enfermedad, permitiendo respirar mejor y reduciendo el malestar que provoca. (Cocimiento de 3 gr. de hojas secas por taza de agua . 2 tazas al día endulzadas con miel)

- Dolor de garganta: En caso de anginas, los gargarismos realizados con el líquido resultante de la decocción de un puñado de hojas en un litro de agua ayudan a disminuir la hinchazón de las amígdalas, reducen la escozor y eliminan la infección.

- Asma: Reduce la inflamación y permite respirar mejor al asmático. (Decocción de un puñado de hojas por litro de agua. Aspirar los vapores tapándose la cabeza con un paño ) (Fumar cigarrillos preparados con 2 hojas secas. Un par de cigarrillos al día)

- Faringitis: Suaviza la faringe y ayuda a eliminar los gérmenes que provocan la inflamación. (Decocción de un puñado de hojas por litro de agua. Aspirar los vapores tapándose la cabeza con un paño) (Infusión de algo más de media cucharada sopera de hojas secas por taza de agua. Tomar 3 tazas al día) El mismo tratamiento puede aplicarse en caso de laringitis o inflamación de la laringe.

- Catarro: Ayuda a combatir el catarro, disminuye los síntomas propios de esta enfermedad, rebajando la inflamación, disminuyendo la tos, ayudando a eliminar el exceso de mucus, suavizando la garganta, etc.

- Tos: Su uso resulta muy conveniente en los casos de tos productiva, es decir aquella que necesita de expectoración. En este caso, el eucalipto, disminuye la necesidad de toser, un síntoma que acompaña a muchas de las enfermedades del aparato respiratorio. Suaviza la garganta, calma la irritación bronquial y la tos en las enfermedades respiratorias de origen bacteriano, incluida la tosferina. (Vahos con el cocimiento de un par de cucharadas por litro de agua )

- Fiebre: El aceite de eucalipto posee propiedades febrífugas muy útiles para disminuir la fiebre (Mojar un paño con unas gotas de aceite esencial y aplicar sobre la piel)

- Sinusitis: Apropiado para desinflamar los senos y favorecer la salida del exceso de mucosidad. (Cocimiento de un puñado de hojas. Aspirar los vapores cubriéndose la cabeza con un paño.)

- Rinitis: Su uso puede ayudar a desinflamar las fosas nasales. (Cocimiento de 60 gr. por litro de agua . Aspirar los vapores cubriéndose la cabeza con un paño.)

Flores de eucalipto

Sirve también para rebajar el azúcar de la sangre.

El eucalipto posee propiedades hipoglucemiantes, es decir disminuye los niveles de azúcar en la sangre. Puede ser útil para el tratamiento de la diabetes ayudando a la persona diabética a controlar el nivel de azúcar o a prevenir la aparición de la enfermedad. Esta planta contiene un componente denominado daucosterol que junto con la quercitina y el ácido ursólico son los responsables de esta propiedad. (Decocción de una cucharada de hojas secas por taza de agua durante un par de minutos. Colar y tomar un par de tazas al día)

Para desinfectar llagas, heridas y otras afecciones de la piel.

Las propiedades antisépticas del eucalipto pueden ser aprovechadas en uso externo para el tratamiento de las afecciones de la piel. No debemos olvidar que, por su riqueza en ácido gálico, posee propiedades astringentes muy destacadas que resultan útiles en la curación de los problemas de la piel. Entre sus muchos usos podríamos mencionar por ejemplo:

- Heridas, cortes , arañazos, pinchazos, etc : Ayuda a desinfectar estos problemas y favorece la cicatrización (Disolver 20 o 30 cc ( 1cc= 1 ml) de aceite esencial en un litro de agua y aplicar esta mezcla con una gasa limpia sobre la herida)

- Aftas bucales : en las llagas de la boca, el eucalipto consigue evitar las infecciones y ayuda a cicatrizar las llagas bucales. (Realizar gargarismos con el preparado anterior sin tragar el líquido) (Para las llagas externas mojarlas con una gasa)

- Herpes: Para el tratamiento del herpes simple, tanto labial como genital, se puede utilizar el aceite esencial diluido en agua según la forma anterior.

- Acné : Este mismo tratamiento puede ser muy útil en el tratamiento del acné al ser capaz de reducir los tintamos del mismo como espinillas , granos, o barros.

- Gingivitis: para el tratamiento de las inflamaciones de las encías, el aceite esencial de eucalipto puede resultar bastante eficaz. Mojar el dedo con unas gotas de aceite esencial y efectuar masajes en las encías. No tragar el líquido. Efectos similares a los producidos por el aceite esencial pueden conseguirse si se machacan un par de hojas de esta planta y se colocan en forma de emplasto sobre la parte de la piel afectada. En caso de utilizar aceite esencial no debemos olvidar que debe diluirse con agua o con alcohol o con otro aceite vegetal, por ejemplo el de oliva o almendra. El uso puro del aceite de eucalipto sobre la piel puede dañarla.

Para el tratamiento de los dolores de las articulaciones y de los músculos

Las propiedades antiinflamatorias del eucalipto pueden ser aprovechadas en uso externo para el tratamiento del dolor producido por las enfermedades reumáticas y musculares. Los principales componentes con propiedades antirreumáticas son el eucaliptol, el timol y el ácido gentísico. Entre las principales aplicaciones tenemos:

- Artritis reumatoide: Las friegas realizadas con el aceite esencial diluido en agua ayuda a mitigar el dolor de la articulación afectada y disminuye la hinchazón. (Disolver 20 o 30 cc (1cc= 1 ml) de aceite esencial en un litro de agua y realizar fricciones sobre la articulación afectada).

Mata de eucalipto (Eucalyptus camaldulensis)

- Artrosis: La misma preparación puede utilizarse con la misma finalidad en casos de desgaste del cartílago de las articulaciones, especialmente la columna, caderas, manos y pies.

- Dolores musculares: Las friegas con el aceite esencial sobre los músculos doloridos por distensiones o desgarros ayudaran a desinflamarlos y reducirán el dolor evitando los espasmos.

Otras aplicaciones:

- Mal aliento: Los gargarismos realizados con el líquido resultante de la decocción de un puñado de hojas por litro de agua ayudaran a combatir la halitosis. Es rico en componentes bactericidas y puede utilizarse para eliminar los microorganismos causantes del mal aliento. . De hecho muchos colutorios industriales contienen cineol. (Infusión de unas hojas en agua. Realizar enjuagues bucales)

- Cosmética: El eucaliptol se utiliza abundantemente en la industria de la cosmética por sus numerosas propiedades. Ademas de ser un buen antiséptico y un estupendo vulnerario para la piel, es un componente muy aromático lo que determina que aparezca en la composición de numerosos productos como champús para la caspa, dentífricos, jabones, pomadas, lociones, ambientadores, etc.

- Industria química: Su capacidad para eliminar o repeler los insectos y microorganismos lo hace presente en numerosos preparados de la industria química como insecticidas, fungicidas o repelentes de insectos y parásitos.

Precauciones y toxicidad

El uso de preparaciones con eucalipto, aun en las dosis recomendadas, puede producir reacciones adversas en ciertas personas que se manifiestan en forma de diarrea, nauseas o vómitos. Externamente, el uso de esta planta puede producir reacciones alérgicas en forma de dermatitis. Es conveniente iniciar el tratamiento con pequeñas dosis para ver las posibles reacciones individuales, tanto en la aplicación tópica, como en los usos internos y vahos. En caso de utilizar aceite esencial no debemos olvidar que debe diluirse con agua o con alcohol o con otro aceite vegetal, por ejemplo el de oliva o almendra. El uso puro del aceite de eucalipto sobre la piel puede dañarla. Se aconseja realizar vahos solamente durante un cuarto de hora y parar media hora más para ver como actúa. Se deben proteger los ojos para evitar su irritación. El uso prolongado de vahos de eucalipto puede resultar nocivo para la salud. Se han descrito casos de albuminuria en personas que han utilizado este procedimiento durante un tiempo prolongado. No deben administrarse preparados de eucalipto a mujeres embarazadas o lactantes ni a niños que tengan menos de 2 años incluso en uso externo o a menores de 6 en uso interno. No deben utilizarse preparados de eucalipto a personas con problemas hepáticos, problemas biliares o digestivos ( inflamación del estómago o intestino, úlceras gástricas o úlceras de duodeno) Su uso resulta desaconsejado cuando se toman medicamentos para el dolor, para el nerviosismo o para conciliar el sueño. Como la mayoría de aceites esenciales, el aceite de eucalipto sin diluir resulta venenoso. En dosis tan pequeñas como una cucharadita de aceite puro es suficiente para producir alteraciones del ritmo cardíaco, taquicardias, convulsiones y parada cardiorrespiratoria.

Flor de eucalipto (Eucalyptus camaldulensisa)
Fruto de eucalipto (Eucalyptus camaldulensisa)
Flor de eucalipto (Eucalyptus camaldulensisa)
Flor de eucalipto (Eucalyptus camaldulensisa)
Flor de eucalipto (Eucalyptus camaldulensisa)

Otros nombres comunes, vernáculos o vulgares del Eucalyptus camaldulensis

Eucalipto rojo, eucalipto colorado, gomero rojo.