Flora y fauna de Malpica de Tajo

Si tienes un navegador antiguo o no te gusta como se visualiza la página, prueba con esta otra versión.


 

La espadaña (Typha latifolia)

Etimología de la Typha latifolia

El nombre específico Typha deriva del griego thýphe que significa junco de agua, procedente de Típhos pantano o palustre pues prospera bien en aguas estancadas. El epíteto específico latifolia proviene del latín latifolius, -a, -um que significa latifolio, que tiene las hojas anchas.


Espadaña

Descripción de la Typha latifolia

Las espadañas tienen un rizoma que puede ser muy largo y crece horizontalmente. De él surgen en primavera unas hojas largas y estrechas y los tallos en cuyo extremo están las flores femeninas y sobre éstas las masculinas que son más estrechas que las anteriores. Las hojas de la Typha latifolia pueden alcanzar hasta 3 metros de largo y 2 cm. de ancho. Las flores masculinas crecen inmediatamente encima de las femeninas, las cuales miden hasta 3 cm. de ancho y son negruzcas.

La Typha angustifolia es una especie más pequeña con unos tallos de 1,5 m. de alto. Sus hojas tienen unos 8 mm. de ancho. Las flores masculinas y femeninas están algo separadas. Estas últimas miden entre 4 y 7 mm. de ancho y son de color marrón.

Muy parecida a la anterior es la Typha dominguensis, pero se distingue por sus flores femeninas de entre 1,5 y 2 cm. de ancho y las hojas más anchas también, entre 7 y 12 mm.

Hisopos de espadaña

Distribución y hábitat

- Planta propia del borde del agua.

- Crece en medios acuáticos: lagunas, pantanos, esteros, cunetas de los caminos, etc. Temperaturas: soporta un increíble rango de temperaturas; es una de las acuáticas mas resistentes y menos exigentes. Vive con los rizomas sumergidos y sólo resiste fuera del agua durante periodos muy breves. No necesitan un suelo especialmente rico.

- Debe mantener el agua bien aireada. -

Reproducción

- Multiplicación por división de los rizomas a finales de verano, una vez que las flores se marchitan completamente. Se pueden plantar inmediatamente y bien conservarlos hasta finales de invierno para ser plantados de nuevo. Otro método alternatrivo es mediante semillas.

Usos de la Typha latifolia

En el suelo la planta desarrolla rizomas de los cuales nacen los tallos aéreos. Estos brotes jóvenes son comestibles. Durante el invierno, los rizomas gruesos están llenos de almidón y la base se puede cocinar como las patatas, o para hacer una harina muy blanca. La espadaña muere y vuelve a brotar cada año. Los brotes se recolectan en invierno y primavera, cuando comienzan a aparecer sobre el agua. Se pueden hervir, consumirse como espárragos o en ensalada como si fuera verdura. Roy Genders (Plantas silvestres comestibles, Ed. Blume) nos muestra la siguiente receta de ensalada de cangrejos y espadaña: Los brotes jóvenes se recolectan cuando miden 15 cm. de altura. Se elimina la vaina exterior y se comprueba que el interior es de color verde pálido y aspecto suculento. Se pica en crudo y se añade en una ensalada con cangrejos. En esta ensalada se ponen hojas de berro y en ellas se mezclan los cangrejos o langosta pelados. Servir con vinagre de estragón. Juan Antonio de la Rica (Del campo a la mesa, Ed. Nemosa) también nos da la siguiente receta de brotes de espadaña con mantequilla: Se recolectan los brotes tiernos, se limpian y se les quita la parte externa como si fueran ajos tiernos o cebolletas. Se atan en pequeños manojos y se introducen en agua hirviendo, donde permanecen durante 15 ó 20 minutos. Aparte se prepara una salsa fundiendo mantequilla con sal y pimienta blanca molida y se vierte sobre las espadañas en el momento se servirlas calientes. Las flores masculinas (las superiores) también se pueden consumir antes de que maduren y se salgan del capullo. Normalmente se consumen cocidas como si de una mazorca de maíz se tratara. Manuel Durruti (Hierbas silvestres comestibles, Ed. Everest) recomienda la siguiente receta: Las “mazorquitas” se cuecen en un recipiente con abundante agua y sal durante 5 minutos. Después se retiran del fuego y se rebozan bien en mantequilla derretida con un poco de sal. La parte central es leñosa, por lo que hay que comerla como si fuera un pinchito. Las semillas se recogen maduras y se tuestan. Al parecer su sabor recuerda al de las nueces. Las raíces se pelan y se cuecen para consumirlas como verdura. Hay quien las come crudas en ensalada. En el norte de África hacen harina moliendo las raíces secas y en Nueva Zelanda y la India la obtienen del polen de la planta.

- La Enea o Totora posee también otros usos ya que sus hojas son utilizadas en la fabricación artesanal de sillas y sillones, canastos, etc. Las hojas de Typha son usadas como material de tejido. Tradicionalmente, el uso más importante era el de la fabricación de tejidos para sillas, cestas y otros enseres. En La Gineta (provincia de Albacete), por ejemplo, y en muchos otros sitios de España y de otros países, se desarrolló en el siglo XX la fabricación de sillas con tejido de Typha en el asiento, industria que vino a caer en decadencia progresiva por el empleo de los materiales plásticos y otros tipos de materias primas. Aún hay por mi casa sillas con el asiento de espadaña que tejía mi abuelo David. También se usaba para los techos de los gangos y chozos de la era en verano.

Una función muy importante de la espadaña es la de fijar el terreno en las riberas e islotes que se forman en los cauces de agua, ya que sus rizomas retinen la tierra y las piedras en las que se asienta la mata y evita la erosión y arrastre por la corriente de agua. En donde se asienta la espadaña, la mata crece año tras año hasta formar un islote.

Sive también de inmejorable refugio, zona de anidamiento y cría a las aves acuaticas. Los peces suelen patrullar por sus alrededores pues saben que es fácil encontrar insectos y moluscos de los que alimentarse.

Hisopo de la Espadaña

Otros nombres comunes, vernáculos o vulgares de la Typha latifolia

Anea, aneas, bayón, bayunco, bordo, carriza, carrizo, cohete, cuca, enea, eneas, espadaña ancha, espadaña de agua, espadaña de laguna, espadaña de mazorca, espadañas, inea, lirio del bordo, lirios, lirios salvajes, nea, paja real, pelusas, peluso, pelusos, plumino y puro.