Flora y fauna de Malpica de Tajo

Si tienes un navegador antiguo o no te gusta como se visualiza la página, prueba con esta otra versión.


 

Cardo común (Carduus acanthoides)

Etimología del Carduus acanthoides

El nombre genérico "Carduus" viene del latín = "cardo", que a su vez podría derivar de una palabra griega cuyo significado se acerca a nuestra palabra "afeitarse"; pero la investigación adicional sería el resultado de otra raíz, siempre griega, Ardis = "punta", aludiendo, por supuesto, a los espinos de las plantas de este tipo. El epíteto "acanthoides" procede del latín y viene a decir que significa "como el género Acanthus".

Carduus acanthoides, Cardo

Descripción del Carduus acanthoides

Hierba anual de hasta dos metros de altura, y forma extensos rodales de vegetación. Tallo y follaje abundantemente espinosos, y a veces lanudo. Su crecimiento arranca de una roseta basal achatada, y luego salen tallos erectos con alas longitudinales espinosas y con hojas ocasionales, dentadas, muy espinosas y alternas. El limbo con lóbulos pinnados, rígido, con espinas, superficie inferior pilosa a lo largo de nervios de color verde, se vuelve glabro en la parte superior. Al tope de cada rama de los tallos hay una inflorescencia de una a varias capítulos, redondeados, cubiertos de espinisas filarias, y flores púrpuras. Tien cinco estambres. El gineceo está compuesto por dos carpelos unidos. El involucro es hemiesférico, con brácteas involucrales superpuestas en muchas filas, linealmente lanceoladas, con puntas espinosas. Presenta de dos a tres capítulos en un grupo denso o algunas veces solitarios. Pedicelos muy cortos en general, alados y espinosos. El fruto es una cipsela aplanada, ligeramente curvada, glabra, con glándulas, brillosa, de color verde oliva, coronada por un vilano de pelos ramificados y plumosos.

Carduus acanthoides, Mata de cardo

Distribución y hábitat

Suele crecer en baldíos y eriales: lindes, cunetas, praderas, taludes y terraplenes, barbecheras no muy profundas e incluso en eriales urbanos y en siembras de cereales poco labradas. Florece a partir de abril. Las abundantes espinas constituyen una protección muy eficaz frente a la mayoría de los herbívoros (yo solo he visto ingerir cardos tiernos a alguna cabra deseperada) pero necesitan del ganado para limpiar su nicho ecológico pues necesitan de un hábitat no muy denso de materia vegetal para poder prosperar. Se secan enseguida si crecen en pedregales pues sus raíces no pueden acceder al sustrato húmedo de suelo. Ahora no es muy abundante, me ha costado dos años localizar esta mata en la linde derecha del camino del arroyo Pusa a la altura de Pajarquemao.

Usos del Carduus acanthoides

Una vez seco y recogido con fuertes guantes puede constituir una excelente yesca para iniciar lumbres.

Carduus acanthoides, Capítulo de cardo
Carduus acanthoides, capítulos del cardo
Carduus acanthoides, Inflorescencia del cardo
Carduus acanthoides, tallo
Carduus acanthoides
Carduus acanthoides

Carduus acanthoides

Otros nombres comunes o vulgares del Carduus acanthoides

Cardo chileno y cardo platense.

 

“Asno con hambre, cardos come”

“Después de Todos los Santos, siembra trigo y coge cardos”

“En abril, cortas un cardo y te crecen mil”

“El que siembra cardos, recoge espinas”

“El cardo que ha de pinchar, con púas ha de nacer”

“Cuándo, más cuándo, llevará cerezas el cardo "