Flora y fauna de Malpica de Tajo


 

Cardillo (Scolymus hispanicus L )

Etimología del Scolymus hispanicus

Su nombre deriva del griego {Skolymos} que deriva de {skolos} que significa "espina". Y el epíteto latino {hispanicus} significa "de España" por su localización.

Cardillo

Descripción del Scolymus hispanicus

Hierba perenne, que como su nombre indica está estrechamente relacionada con el amplio grupo de los cardos, de la familia de las Compuestas. Como en el caso de los cardos, lo que llamamos ‘flor’ es en realidad un capítulo o agrupación de flores diminutas, que en el caso de los cardillos poseen un intenso color amarillo (segunda foto). El cardillo recibe su nombre por su tamaño, menor que el de la mayoría de especies de cardos –géneros Carduus. Cirsium, Sylibum, etc.-. La planta suele vivir pocos años, agostándose cada verano; permanece bajo el suelo en forma de yema, envuelta en restos de la base de las hojas del año anterior. Tras el paso del invierno –o en años benévolos incluso en el otoño inmediato al descanso estival-, emerge de la tierra una roseta de hojas aplicadas y espinosas, pegadas al suelo, con nervio rojizo y limbo de color verde vivo. Al final de la primavera, la roseta emite un tallo con hojas menores, también espinosas, y en cuyas axilas se sitúan fascículos de uno o pocos capítulos amarillentos. Las semillas poseen una corona de pelos, ásperos al tacto. Los tallos son erectos, alados, generalmente ramificados desde la base y a veces simples. Las hojas basales van de pinnatisectas a pinnatipartidas y las superiores pinnatisectas. Los capítulos son axilares con de una a tres hojas involucrantes, formando frecuentemente una panícula espiciforme. Las brácteas involucrales externas y medias van de ovado-lanceoladas a lanceoladas y son glabras. Las brácteas interseminales son obtusas a subagudas. Las flores son amarillas y todas liguladas y hermafroditas. Las lígulas son ligeramente pelosas en la parte superior del tubo. Fruto en cipsela de forma oval coronadas por un vilano con una corona corta y varios pelos escábridos. Además del cardillo común, también puede encontrarse otra especie de menor tamaño, habitualmente no vivaz, con tallos marcadamente alados, y cuyas flores están cubiertas por un denso fascículo de brácteas espinosas; esta especie, denominada Scolymus maculatus, posee semillas sin corona, y al abrir los capítulos se observa que las florecillas que los componen poseen pelos negruzcos en la base.

Mata de Cardillo (Scolymus hispanicus)

Distribución y hábitat

El cardillo habita en pastizales, prados incultos y eriales, sobre todo en terrenos no demasiado compactos, y cerca de los arroyos. La planta tampoco es rara en las cunetas y linderos, donde a menudo pasa inadvertida por la espesura del resto de la vegetación para aquellos que no se dedican expresamente a observarlos o recolectarlos. El aspecto de la roseta, con hojas aplicadas al suelo, ayuda a defenderla del diente del ganado.

Usos del Scolymus hispanicus

El cardillo es uno de los alimentos naturales más tradicionales del centro y Sur de España, siendo especialmente apreciado en Malpica. Se recoge con la azadilla, dando un golpe certero que parta el cuello de la raíz a unos 2 ó 3 dedos por debajo del nivel del suelo, de modo que no se desmiembren las hojas. Se consumen las pencas o nervios foliares y la parte superior del cuello de la raíz, al que se encuentran unidas; para limpiarlas, debe extraerse la parte verde de las hojas, presionando el nervio desde la base hasta su extremo. La parte verde, aunque más amarga, es más eficaz pues contiene mayor proporción de los principios medicinales. El cardillo se come habitualmente cocido, siendo frecuente que en el pueblo se consuma en frío, a modo de picadillo, mezclado con aceite, sal, vinagre y huevo duro, en tortilla de patatas, como revuelto con huevos.

¿SABÍAS QUE...?

Los cardillos poseen los mismos compuestos que la mayoría de cardos y especies relacionadas, incluyendo la inulina –azucar natural especialmente apto para los diabéticos-, y diversas sustancias medicinales, de virtudes similares a las de los cardos de penca –por ejemplo, como diuréticas (se ha constatado que el extracto de cardillo dobla, cuadruplica incluso, el volumen de la bilis excretada en media hora), protectoras del hígado, etc.-. Aunque en menor cantidad, también poseen los mismos fermentos que confieren a la flor del cardo la propiedad de ‘cortar’ la leche produciendo la cuajada y el queso. A pesar de todo lo anterior, su utilización se ha restringido tradicionalmente al uso culinario, como planta alimenticia.

Tallos del cardillo (Scolymus hispanicus L )
Flor del cardillo en verano(Scolymus hispanicus)
Cardillo en flor (Scolymus hispanicus)
Mata del azotacristos (Scolymus hispanicus)
Flor del cardillo (Scolymus hispanicus L )
Flor del cardillo (Scolymus hispanicus L )
Flor del cardillo (Scolymus hispanicus L )
Flor del cardillo (Scolymus hispanicus L )
Estructura de la Flor del cardillo (Scolymus hispanicus L )
Flor del cardillo (Scolymus hispanicus L )
Flor del cardillo (Scolymus hispanicus L )
Sección de la Flor del cardillo (Scolymus hispanicus L )

Otros nombres comunes o vulgares del Scolymus hispanicus

Cadillo, cadillos, caldillo, caldillos, cardetes, cardico de monte, cardico de olla, cardicos de monte, cardilla, cardillas, cardillico, cardillo blanco, cardillo bravío, cardillo de comer, cardillo de la olla, cardillo fino, cardillo lechal, cardillo real, cardillos, cardillos bravíos, cardillos de comer, cardillu, cardillón, cardo, cardo azafranero silvestre, cardo cardillero, cardo de comer, cardo de cristiano, cardo de olla, cardo lecha, cardo lechar, cardo lechariego, cardo lechero, cardo lechón, cardo manso, cardo mantequero, cardo pavero, cardo santo, cardo triguero, cardo zafranero, cardón lechal, cardón lechar, carlina de Cádiz, chicoria, chicoyas, flor del cardillo, flor quesera, lechera, lecherina meaperros, lechocino, licherina, pincha, tagardilla, tagardina, tagarmina, tagarna, tagarnilla, tagarnina, tagarninas burreras, tagarnino, tagarrina y yerba cana.