Flora y fauna de Malpica de Tajo

Si tienes un navegador antiguo o no te gusta como se visualiza la página, prueba con esta otra versión.

css menu by Css3Menu.com

 

Álamo (Pópulus alba o nigra)

Etimología de Pópulus alba o nigra

El nombre genérico Populus proviene del latín, 'popular' por que es un árbol muy abundante y frecuente. El epíteto alba es un vocablo también latíno que significa 'blanco', y se refiere al color blanco del envés o cara inferior de las hojas

Descripción de Pópulus alba o nigra

Arbol de fronda de crecimiento rápido, copa ancha y ramas fuertes. Puede alcanzar un perímetro de un 1,5 y llegar a vivir 400 años.

Álamo a orillas del Cedena

Presenta una corteza blancogrisácea en su juventud y gris oscura agrietada posteriormente. Su madera se presta con facilidad para ser trabajada y se utiliza mayoritariamente en la elaboración de contrachapados, que resulta de gran calidad dadas las características de ligereza y finura de la madera. La peculiaridad de que el álamo obtiene entre los 20 y 40 años una elevación de 20 metros y que, por consiguiente, resulta de gran aprovechamiento, hace de él un árbol muy apreciado en la industria maderera. El nombre de álamo proviene del color blanco plateado de las caras internas de sus hojas, que gracias a un especial tegumento que las recubre son aptas para retener el polvo atmosférico, ayudando así a la limpieza del aire de nuestras ciudades; labor esta que resulta en nuestros días inestimable. El álamo es un árbol propio de los bosques de llanuras inundadas y de los valles y ríos que los bordean. En las ciudades se lo planta a menudo en parques, avenidas y jardines. Cuando sopla el viento, es un delicado gozo admirar sus hojas plateadas mecerse en el aire como acordes cromáticos de una etérea sinfonía. En la mitología griega ocupa el álamo un puesto destacado. Estaba dedicado al dios Hades, soberano del mundo de los muertos. El árbol brotó a la existencia a raíz del amor de Hades por Leuca, hija del dios del mar, Océanos. Al morir aquélla, Hades hizo surgir al álamo blanco en los Campos Elíseos, donde moraban las almas de los muertos. En los días remotos y gloriosos de la Grecia politeísta, posiblemente a consecuencia de estos mitos, el álamo se cultivaba mucho en camposantos y monumentos funerarios.

Hojas de álamo
Es también famosa la leyenda de las Helíades, hijas del dios Helios, que se quedaron petrificadas al saber de la muerte de su querido hermano Faetón (infligida por el poderoso Zeus) y se transformaron en álamos. El álamo blanco se hallaba presenta asimismo en ceremonias y ofrendas en honor de Dionisos, dios del vino y de la Naturaleza. Era costumbre que a aquéllos que se consagraban a este culto se les cubriera de hojas de álamo. En los mitos y leyendas griegas este árbol es mencionado tanto en ocasiones festivas relacionadas con la pujanza de la vida como en historias y aconteceres luctuosos donde aparece la muerte. En los primeros juegos en Olimpia fue costumbre el que a los vencedores se les coronase con ramas de álamo, práctica que algunos autores atribuyen a la leyenda según la cual Heracles, uno de los héroes más querido por los griegos, regresó del averno con una corona de ramas de álamo, árbol por el que sentía predilección.

Usos de Pópulus alba o nigra

La madera del álamo es ligera, porosa y de secado fácil y rápido, resistente a la abrasión y elástica por lo que se usa en carpintería ligera, para pasta de papel, paneles, embalajes, contrachapeado, cerillas por su lenta combustión, pavimentos, etc

Se asegura que el líquido resultante de la cocción de sus hojas o su corteza posee propiedades cicatrizantes de las heridas y corta las hemorragias.

Otros nombres comunes o vulgares de Pópulus alba o nigra

Alemo, blancón, chopo, chopo blanco, chopo silvestre, álamo alvar, álamo blanco, álamo-blanco, álamo blanquillo, álamo común, álamo plateado, peralejo, pobo, pobo albar, árbol blanco, tiemblo

 

Refranes y sentencias

El álamo largo y enjuto, ni da sombra ni da fruto.

El olmo como nasce , y el álamo como cae.